Consigue pagar tu deuda en 5 sencillos pasos

Consigue pagar tu deuda en 5 sencillos pasos

Las estadísticas de endeudamiento de España no son precisamente una fuente de orgullo nacional. El número de personas con problemas surgidos a raíz de las deudas aumenta a un ritmo preocupante.

Según el Instituto Nacional de Estadística se ha notado un crecimiento en el endeudamiento de 3.063 millones de euros, lo que muestra un cambio de tendencia. La deuda de las familias incremento un 0,36% en mayo de 2018, debido a que los bancos y Entidades Financieras de Crédito conceden más préstamos al consumo y se contratan más tarjetas de crédito.

En muchos casos, para saldar la deuda es necesario cambiar de hábitos. Con un poco de fuerza de voluntad y perseverancia, conseguiremos pagar importes considerables cada mes.

A menudo, la razón por la que nos endeudamos es porque no hemos tenido suficiente educación financiera; lo que nos hace incurrir en gastos innecesarios o a que solicitemos préstamos sin pensarlo bien. Muchos españoles no son capaces de ahorrar, ya que gastan todo el dinero que ganan, o incluso más.

¿Cómo podemos ahorrar? A continuación, encontrarás cinco métodos fáciles para conseguirlo:

1. Superar las adicciones

Pese a que la cifra de fumadores en España aún asciende al  22% de la población, basta con echar un vistazo a los precios actuales de los cigarrillos para darnos cuenta de que el hábito de fumar supone un importante desembolso de dinero. Al abandonar los hábitos nocivos conseguimos ahorrar considerablemente y mejorar nuestra salud.

2. La alternativa a las calorías vacías

La manera más sencilla y fácil de ahorrar es llevarnos comida cocinada por nosotros al trabajo y no comprar snacks.  Tardamos aproximadamente cinco minutos en preparar un bocadillo o meter en un tupper los restos de la cena de ayer; y con este simple gesto conseguiremos ahorrar mucho.

3. Pasarse a la bicicleta

Las bicicletas se están convirtiendo en un medio de transporte muy popular dentro de las ciudades. Lo único que debes hacer es sustituir el coche por la bicicleta dos o tres veces por semana; no hace falta que dejes el coche en el garaje todos los días.

4. ¿Ocio? Claro, pero entre semana.

El hecho de tener que pagar tus deudas no significa que debas renunciar a todos los placeres. No obstante, puedes buscar maneras para pagar menos. Por ejemplo, hay días en los que las entradas de cine son más baratas, p. ej.: día del espectador (miércoles).

5. No lo tires, ¡véndelo!

En vez de guardarlo en un cajón, ¿por qué no compruebas cuánto podrías conseguir por tu móvil antiguo? Solemos olvidar la cantidad de objetos que tenemos por casa que podríamos vender: ropa que ya no nos cabe, material deportivo, libros, CDs o regalos sin estrenar. De igual manera, debemos renunciar a comprar el último modelo o versión de un artículo. Ahorrar también consiste en comprar barato.

PROPOSED ARTICLES
Volver arriba