¿Sabes organizar tus viajes sin que tu economía sufra?

¿Sabes organizar tus viajes sin que tu economía sufra?

Al planificar nuestras vacaciones siempre queremos alojarnos en un buen hotel en una ubicación excelente, que haya lugares de ocio para niños y adultos y que no tengamos que pagar mucho por todo esto. Sin embargo, esto parece poco realista ya que es difícil encontrarlo a un buen precio. Por ello, muchos españoles solicitan préstamos para poder financiar sus vacaciones, pero no siempre son conscientes de que pueden tardar varios años en pagar esas dos semanas de vacaciones paradisíacas. Está comprobado que, cegados por el afán de disfrutar de unas vacaciones de ensueño, nos olvidamos de todo y nos dejamos llevar.

  • Antes de viajar

Lo más importante es viajar de manera independiente y organizar el viaje por nuestra cuenta. Si lo haces a través de una agencia de viajes, pagarás bastante más por las comisiones. Existe una amplia variedad de opciones para organizar las vacaciones sin intermediarios.

Aparte de utilizar páginas de comparación de precios, también podemos suscribirnos a boletines informativos (newsletters) de agencias de viaje, aerolíneas y otros portales, para estar al día de las ofertas más interesantes. Esto nos permitirá encontrar billetes baratos, descuentos en transporte y cupones. En muchos casos, las cancelaciones de reservas no implican ningún coste adicional. Al planificar tus vacaciones, ten en mente lo siguiente:

Transporte        

Establece cuándo quieres viajar y busca ofertas con tiempo (u ofertas de última hora, aunque no tienen por qué ser más baratas). Reserva cierto dinero para el transporte local: averigua el precio de los medios de transporte, alquiler de coche, motos o bicicletas.

Alojamiento

Alójate en hostales y albergues: los precios suelen ser más baratos y las condiciones no tienen por qué ser peores. Si viajas con un grupo de amigos, puedes ir a un camping o podéis plantearos alquilar un apartamento o un estudio. Puedes incluso alojarte también en casas particulares en el destino elegido.

Gastos

Léete la guía de viajes o blogs sobre tu destino para encontrar propuestas e ideas de rutas baratas. Decide qué puntos turísticos vas a visitar y destina una parte del presupuesto para entradas y transporte local. Busca cuándo sale más barato o gratis visitar los museos.

  • Después del viaje

Al volver de las vacaciones, lo primero que debemos hacer es revisar el saldo de nuestras cuentas, dado que nos podemos llevar alguna que otra sorpresa. Durante la emoción de las vacaciones, somos más espontáneos y a menudo nos gastamos todo nuestro dinero; lo que aumenta el descubierto en nuestra cuenta.  ¿Qué podemos hacer para revertir esta situación?

Pasos a seguir:

  1. Analizar los gastos incurridos durante las vacaciones.

 

Si hemos usado una tarjeta de crédito, habrá que revisar el historial de movimientos para calcular el importe exacto de lo que debemos. No podemos olvidarnos de añadir los recibos de gastos que se cargarán después (ej. facturas de teléfono e internet).Después, haremos una estimación de cuánto tardaremos en pagar los gastos.Un calendario de pagos bien estructurado nos permitirá gestionarlos y no exceder el presupuesto. Si tenemos un plan de acción ya tenemos la mitad del trabajo hecho, dado que nos permitirá tener una visión realista de nuestras finanzas. Al idear el presupuesto doméstico, podemos hacer uso de aplicaciones para registrar todas nuestras deudas.

 

  1. Optimiza tu economía

Si, al revisar tus gastos extra, resulta que superan el importe que puedes asumir, hay varias maneras de solucionarlo sin hacer un esfuerzo demasiado grande.

En primer lugar:

  • piensa a qué podrías renunciar el próximo mes (a ir al cine, comer o cenar fuera, etc.).
  • Elabora una lista de la compra para toda la semana y no te la saltes. Evita comprar demasiada comida; ya que, si no la consumes pronto, se pondrá mala. Respecto a las rebajas y descuentos, debemos ser fuertes y no caer en la tentación de comprar cosas que no necesitamos.
  •  vende cosas que no utilicemos o que no queramos y que otra persona pueda querer. Basta con echar un vistazo a nuestros armarios y cajones para encontrar objetos o ropa que llevamos años sin usar. La manera más fácil es venderlo en páginas web de compraventa de artículos; ahorrarás dinero y espacio.
OTROS ARTICULOS
Volver arriba