Los errores más frecuentes que cometen las personas con deudas

Los errores más frecuentes que cometen las personas con deudas

Averigua si estás cometiendo los siguientes errores, que representan un obstáculo para saldar la deuda. ¿Cómo evitarlos? Lee nuestros consejos.

Error 1

Pagar la deuda con nuevos préstamos y créditos

Muchas personas piden un préstamo para poder pagar otras deudas. Este el error más común que se comete al intentar solventar la deuda. Como resultado, solo conseguiremos que el problema aumente y, poco a poco, iremos entrando en la espiral de deudas.

Solución

En vez de solicitar nuevos préstamos, debemos analizar los fondos disponibles que podríamos destinar para tal fin.

Error 2

Falta de control de tu presupuesto

La ausencia de control sobre el presupuesto es uno de los factores que desembocan en la toma de decisiones irracionales y precipitadas y, en consecuencia, es uno de los motivos por los que nos endeudamos.

Solución

Toda persona o familia debe analizar con regularidad las finanzas del hogar: los ingresos y gastos previstos para cada mes. Hay que planificar los gastos elevados con antelación y provisionar un dinero para los imprevistos. Si no lo hacemos, gastaremos el dinero de manera impulsiva y desenfrenada, sin ningún tipo de prioridad o estrategia.

Error 3

Evitar el contacto con el acreedor

Si ya estamos en situación de mora con los pagos, evitar el contacto con el acreedor es uno de los peores errores. En vez de mantener el control de la situación y encontrar una solución junto con el acreedor, hacemos que el problema crezca: la deuda seguirá acumulando intereses y el acreedor utilizará otras vías para el recobro.

Solución

Recuerda que lo primordial es intentar llegar a un acuerdo con el acreedor. Para ello, debemos contactar con la empresa que gestiona la deuda.  La predisposición a hablar y buscar soluciones es clave. No te olvides que al otro lado de la línea telefónica hay personas con herramientas y recursos para ayudarnos a resolver el problema sin necesidad de solicitar nuevos préstamos. Si tienes una deuda, recopila los documentos necesarios relacionados con la deuda y otras obligaciones financieras. Analiza con detenimiento los gastos e ingresos. Ponte cuanto antes en contacto con el acreedor y averigua en qué condiciones puedes pagar la deuda.

OTROS ARTICULOS
Volver arriba