Disfrutar de la Semana Santa gastando poco

Disfrutar de la Semana Santa gastando poco

Todos sabemos que las vacaciones son para descansar, relajarnos y desconectar. En Semana Santa cargamos pilas para poder afrontar con energía los siguientes meses de trabajo. Sin embargo, si no planificamos bien estas fechas, podemos acabar aún más estresados y agotados. Te proponemos algunos consejos para organizar unas maravillosas vacaciones low cost :).

Para viajar tranquilo, prepárate mucho antes

¿Sabes que existen muchas maneras de viajar sin derrochar ni endeudarte? Por supuesto, se requiere un esfuerzo por tu parte, pero nosotros te damos algunas claves para conseguirlo. 

Antes de nada, lo más importante es que seas previsor y estés dispuesto a planificar con antelación, así como llevar un control riguroso durante el viaje. Una vez que te mentalices de esto, estarás preparado para organizar tus vacaciones.

El primer paso es buscar opciones de transporte y alojamiento varios meses antes de Semana Santa. Lo ideal es que estés abierto a diferentes opciones ya que es posible que encuentres ofertas de destinos que, en un principio, no encajaban con tu idea inicial. Algunas plataformas que ofrecen escapadas económicas son: Buscounchollo, Skyscanner, Groupon, Atrapalo, etc.

Cuanto más flexible seas, mejor; tu bolsillo te lo agradecerá.

Fija tu presupuesto y lleva un control de gastos

Debes ser realista a la hora de determinar cuánto dinero puedes destinar a tus vacaciones. Por ello, te recomendamos que establezcas un presupuesto semanal o diario y no lo excedas. Si gastas y compras sin límite, acabarás endeudándote.

Para asegurar que no te sales del plan establecido, te sugerimos anotar todos los gastos al final de cada día. Puedes registrarlos en una libreta o utilizar cualquier app de control de gastos como Fintonic, Mint, Money Pro, Wally+, etc. Tal vez te lleves alguna sorpresa los primeros días: pequeños importes acaban convirtiéndose en una cantidad considerable. No obstante, si eres minucioso y te esfuerzas, podrás manejar la situación. Lo importante es que los gastos totales del viaje no superen tu presupuesto.

Viaja a contracorriente

Si entra dentro de tus planes, plantéate viajar un día antes de Semana Santa o regresar un día después: te ahorrarás los atascos y encontrarás vuelos más baratos. Si viajas en avión, evita facturar maletas.

También puedes viajar a destinos que no estén tan solicitados en esas fechas. Lugares con escasa afluencia de turistas (pequeños pueblos o islas) pueden ser más baratos y son una elección excelente si lo que quieres es escapar del bullicio de la ciudad y evadirte durante unos días.

Cambia el hotel por una alternativa más económica

Gracias a la aparición de portales como Airbnb o HomeAway, las opciones de alojamiento no se reducen solo a hoteles. Vayas a donde vayas, siempre suele haber habitantes locales que alquilan sus apartamentos o casas. Para conseguir un precio aceptable, debes reservar con tiempo. Nuestra recomendación es que busques habitaciones o apartamentos con cocina ya que comprar comida en el supermercado sale mucho más barato que salir a comer fuera.

Otra opción son los albergues o youth hostels. En este tipo de alojamientos podrás reservar una litera o habitación y compartirás baño y cocina. Para los más aventureros hay otra alternativa más: couchsurfing. Con couchsurfing, los habitantes locales te acogen en su casa de manera gratuita (¡no te olvides de llevarles algún regalo para agradecer su hospitalidad!). Eso sí, si couchsurfeas, debes estar dispuesto a recibir a otros viajeros en tu casa.

Disfruta sin apenas gastar

Infórmate sobre el lugar que vayas a visitar. Busca planes gratuitos o muy baratos (exposiciones, mercadillos, free tours, etc). Otra opción es que visites la oficina de turismo para conocer todo lo que te puede ofrecer tu destino; seguramente te sorprenderás.

Si algún día decides darte un capricho e ir a un restaurante, pide consejo a los autóctonos. Puedes preguntar a las personas que te han alquilado el alojamiento. Evita los establecimientos para turistas ya que suelen inflar los precios.

 

¿Preparado para tus vacaciones de Semana Santa?

OTROS ARTICULOS
Volver arriba